Superbooth regresa en 2018 en el centro de conferencias FEZ de Berlín, del 3 al 5 de mayo; para esta edición se esperan más de 5.000 visitantes.

La feria se ha ganado en los últimos años una reputación de ser una de las exposiciones más importantes de instrumentos de música electrónica, especialmente de sintetizadores modulares. Algo que no es de extrañar si tenemos en cuenta que es un proyecto originado por Schneidersladen, la ya mítica tienda de Berlín.

De especial interés para los aficionados a los sintetizadores modulares es el hecho de que la feria, al contrario que eventos más grandes como NAMM, ponga un foco especial en fabricantes más pequeños, incluyendo proyectos DIY, cuya popularidad palidece al lado de Roland o Behringer —podéis haceros una idea echando un vistazo a la programación—.

superbooth-2018

Además, a pesar de que atrae a grandes estrellas del mundillo, y por supuesto a la prensa especializada, la feria es especialmente hospitalaria para niños y familias —los menores de 16 años tienen la entrada gratuita—, y dispone de un programa de talleres, eventos y ponencias abiertas a entusiastas de los instrumentos y el público asistente en general.

Una de las iniciativas más interesantes es el regreso del Modular Synthesizer Ensemble, que celebró con éxito su estreno en la Superbooth del año pasado. Un grupo de jóvenes trabaja independientemente en 12 sintetizadores modulares, y guiados por Gammon, experimentarán, improvisarán y desarrollarán su propia composición, que se presentará públicamente el 5 de mayo a las 13:30 en la feria.